HAUL – Rebajas Lush tienda (Enero 2019)

Este año, Lush ha vuelto a dar la campanada. El 26 de diciembre, tal y como viene siendo tradición, comenzaron sus rebajas en tiendas y, al igual que el año pasado, la web no estaba incluida en esta promoción. Sin embargo, el 3 de enero, fue la web la que empezó con sus rebajas y todo el stock voló en cuestión de horas. Lush tiene una estrategia de márketing digna de admiración, pero lo cierto es que este tipo de estratagemas tienen a la clientela no solo ansiosa sino también un poco mosqueada por estas prácticas impredecibles.

Sea como fuere, yo llegué a ambas rebajas, las físicas en la tienda de Bilbao y las de la tienda online. Una conclusión que se puede extrapolar a ambas es la poquísima cantidad de producto rebajado disponible, lo cual indica que Lush claramente está controlando el stock que mete en tiendas antes de octubre, para luego tener que retirar cuanto menos producto en rebajas. A apuntar para años venideros.

Hoy os enseño las cositas a las que sí les pude echar el guante en las rebajas de la tienda Lush Bilbao. Vamos a verlas.

haul rebajas lush tienda - enero 2019 - christingle, cinders sólido, olive tree, king of skin

Lush, como ya sabéis, es una casa británica con sede en Poole que fabrica cosméticos frescos y hechos a mano. Eso sí, “fresco” y “hecho a mano” no quiere decir “libre de tóxicos”: Lush es una firma que hasta la fecha no ha renunciado a los parabenos ni al SLES, y algunos de sus productos son de colores y aromas que definitivamente NO se encuentran en la naturaleza.

Sus tiendas son un festival de colores y aromas y los empleados te animarán a probar los productos en tu propia piel. Merece la pena dejarse mimar por alguno de sus empleados, pero si no tenéis una tienda Lush cerca, no pasa nada: también venden online (gastos de envío: 4.95€).

Los productos que se vinieron a casa conmigo estas rebajas fueron los siguientes:

SONY DSC

CHRISTINGLE: este acondicionador corporal sólido es mi eterno favorito de Lush, de ahí que los compre a pares. Recientemente he descubierto el formato sólido sin envase y, aunque todavía no he tenido tiempo de hablaros de él, a grandes rasgos puedo decir que me gusta incluso más que el tradicional y que NO se derrite (tenía miedo de meterlo en el neceser de la piscina y que se hiciese agua en dos días, pero no, aguanta genial el tipo). En cualquier caso, en Lush Bilbao no quedaban sólidos ya, así que me lo traje en formato tradicional.

Christingle es una edición limitada de Navidad, un acondicionador corporal para aplicar sobre la piel mojada y en la ducha misma, posteriormente aclarar, y disfrutar del cosquilleo de la menta en la piel. Debido a sus ingredientes (principalmente aceites de menta piperita y pomelo), resulta tremendamente refrescante y relajante, por lo que para mí es ideal en la ducha posterior al ejercicio físico (y por eso Christingle es un permanente en mi bolsa de la piscina).

Os recuerdo que tenéis una review detallada de Christingle en esta entrada.

Tamaño 225g, precio original 27.50€, precio en rebajas 13.75€.

SONY DSC

KING OF SKIN: acondicionador corporal sólido que podemos encontrar durante todo el año, es decir, en el lineal fijo de Lush. Es una manteca de ducha que contiene manteca de cacao, de karité, plátano y aguacate entre otras. Una combinación de ingredientes que resulta en una manteca con olor dulzón/especiado que se usa sobre la piel húmeda y que conviene aclarar.

Sin ser mi manteca corporal favorita de Lush, ya que opino que se desgasta demasiado rápido y que el olor está bien pero no aporta tanto como para suspirar por ella, la vi rebajada y no pude resistirme a traer una a casa. Está muy bien para esas duchas vagas en las que no queda Christingle en casa (aunque dudo que eso me vaya a ocurrir este año, jeje). Además, es un punto a favor poder encontrarla en tiendas todo el año, ya que mi piel necesita hidratación a espuertas no solo durante las ediciones limitadas de Lush, sino todos los días.

Tamaño 75g, precio original 9.50€, precio en rebajas 4.75€.

SONY DSC

OLIVE TREE: estamos ante el primer jabón de Lush que ha conseguido conquistarme del todo. Se trata de Olive Tree, que ya por su nombre me sedujo (soy una apasionada de los olivos, los olivares, los mochuelos, las aceitunas y todo lo relacionado con este árbol milenario maravilloso). Más allá del nombre, este jabón está formulado sin sulfatos (cosa no tan habitual en Lush, por desgracia) y sin otros tóxicos como parabenes o siliconas. Pero es que, además, huele fenomenal: tiene un aroma muy herbal, muy fresco.

A pesar de contener azúcar, que se supone persigue una exfoliación ligerísima de la piel, a mí no me está resultando molesto (y mirad que yo soy quisquillosa con las exfoliaciones). Por lo demás, aceite de oliva, que mima la piel (no la reseca para nada), y aceitunas, que aportan al peculiar e intenso olor de este jabón (ojo, en seco huele mucho más, el olor no perdura en la piel). No genera mucha espuma, pero limpia en profundidad. Yo lo uso para cuerpo y rostro indistintamente (aunque preferiblemente en el cuerpo, porque la piel de la cara se me reseca un poco más).

Tamaño 100g, precio normal 5.48€, precio en rebajas 2.74€.

SONY DSC

CINDERS NAKED: se trata de un gel de ducha en sólido de edición limitada, si no estoy equivocada, de Navidad. Es mi primer experimento con un gel de este tipo de Lush, ya que los de formato líquido llevan todos SLES y los tengo que evitar, y en sólido nunca se me había ocurrido mirarlos, pero resulta que tienen formulaciones bien distintas. Cinders, por ejemplo, lleva SCS como surfactante principal, que es mucho más delicado que los demás sulfatos que suele usar Lush para formular.

En su aroma, está presente la naranja, la calabaza, la canela, la nuez moscada. Diría que tiene un olor especiado, pero es, más bien, dulzón. Muy peculiar.

Este gel destiñe; esto quiere decir que, en cuanto la pastilla se moja, empieza a supurar pintura naranja. Al principio no me hizo ninguna gracia y me hizo volver a plantearme las cuestiones sobre los productos de Lush, que son de todo menos naturales y salta a la vista. Ahora me da un poco más igual, supongo que me he ido acostumbrando.

La piel queda correcta. Ni deshidratada, ni mimada. Sigo prefiriendo los jabones sólidos para la higiene corporal, porque me parece que los sulfatos no aportan nada y solo contribuyen a resecar la piel (por mucho que sean sulfatos suaves).

No creo que vaya a perder la cabeza por este gel, pero está bien haberlo descubierto.

Tamaño 200g, precio original 11.95€, precio en rebajas 5.98€.

¡Y esto es todo, amigos!

¿Soy la única a la que le parece que los productos de Lush tienen un precio mucho más razonable en rebajas, que el resto del año? No sé, estoy repasándolo y creo que si llego a pagar 12€ por el Cinders me habría enfadado mucho conmigo misma. Y Christingle me gusta mucho, pero no deja de ser un producto carísimo.

Dicho esto, ¿qué tal te han ido a ti las rebajas de Lush? ¿Has comprado alguna cosita “de capricho”? ¿Has podido hacerte con tus productos favoritos rebajados?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s