REVIEW – Champú sin SLS Five Stars (Bara Cosmetics)

Hoy, por fin, me decido a hablaros sobre Five Stars, el champú de Bara Cosmetics que, a mi parecer, desbanca a los demás de la marca y del mundo entero. Aviso que no seré neutral, y es que con las cosas que me archiflipan no hay cabida para la neutralidad. Pasen y lean.

SONY DSC

Lo primero es lo primero: Bara Cosmetics. ME-EN-CAN-TA Bara Cosmetics (ya os he dicho que en esta ocasión no voy a ser muy neutral). Bara Cosmetics nace de la escisión entre Lush y los socios locales que trajeron la firma a España. El equipo de (ahora) Bara Cosmetics dejó de compartir las decisiones que les venían dadas de Inglaterra (referentes a ética de trabajo, formulaciones, etc.), y se “divorciaron” de Lush para montárselo por su cuenta y mejorar aquellos aspectos de Lush que no les gustaban. ¿El resultado? Unas fórmulas impecables; no testan en animales; no persiguen un modelo de expansión brutal, sino que solo trabajan dos canales de venta, su tienda online y su showroom en Madrid (ojo, para visitar el showroom hace falta pedir cita vía WhatsApp en el 601401307, vía e-mail en info@baracosmetics.com, o vía telefónica en el 911152732; ¡merece la pena!). Si compras online, los gastos de envío ascienden a 5€ (pero estad atentos a sus redes sociales, porque de vez en cuando tienen promociones de envíos gratis). Te atienden como si fueras de casa de toda la vida, tienen una ética de trabajo envidiable y slow, y sus productos son una maravilla. ¿Cómo no me va a encantar?

El champú, el OH DIOS MÍO champú Five Stars de Bara Cosmetics, se puede comprar en dos formatos: 100g por 11.50€ (enlace directo aquí) y 260g por 17.95€ (enlace directo aquí). Es caro, sí, pero es un champú tan especial que yo no me lo perdería. Recomiendo empezar por el envase pequeño para que, si os gusta, podáis repetir con el envase grande y aprovechar la transportabilidad del pequeño para rellenarlo de producto y llevároslo en la mochila del gimnasio o similares.

SONY DSC

Bueno, al lío. A nivel aplicación/uso, hay que decir varias cosas interesantes sobre este champú.

Lo primero: su textura es muy viscosa. Es un champú al que le cuesta avanzar por el envase de plástico, tiene una consistencia “como moco líquido” (entrecomillo, pero es brillantito, pegajosillo, espeso…). La textura recuerda mucho a la de la miel en el sentido de que cuesta verterlo, pero, por lo demás, es más gelatinoso que la miel y no deja las manos pegajosas.

Five Stars tiene de base el coco glucoside, uno de los tensioactivos más suaves que hay en el mercado. Es por ello que hace bastante menos espuma que un champú convencional. Normalmente, aun enjuagándolo con bastante agua, te costará que haga espuma en tu cabeza y tendrás la impresión de que no cunde mucho (se suele necesitar bastante cantidad para que haga espuma). Esto tiene dos soluciones: o bien se utiliza más cantidad de champú para que espume al gusto de cada uno, o bien se lava uno el pelo sin apenas espuma (que no por ello estará menos limpio, como veíamos en esta entrada sobre sulfatos, pero la percepción de que la espuma es la única que arrastra la suciedad es difícil de superar). En cualquier caso, habría que decir que no es el champú que más cunde para un lavado con espuma al uso.

Por otra parte, hay que hablar de su olor. Huele a miel con un puntito amargo (cerveza). Pero, sobre todo, a miel. Lo hueles según abres el bote. Lo hueles cuando te estás lavando la cabeza. Habrán pasado 24h y seguirás oliéndolo cada vez que se te agite un mínimo el pelo. El olor, señores, dura y dura y dura, y no es precisamente un olor normal. Es una seña de identidad, así que pensad bien si os encaja la idea del olor de la miel y la cerveza (dicho de otra forma, del hidromiel) en el pelo.

Los envases (tanto el bote grande como el pequeño) son de plástico transparente y cuentan con un tapón con “bisagra” negro, que tapa de forma hermética la abertura (agujerito) por donde se vierte el champú. Hay que destacar que el envase grande es de plástico blandito: se deja apretar sin problema y el champú vierte bien. Ahora bien, el envase pequeño es harina de otro costal; es un plástico durísimo y hay que apretar la hostia con bastante fuerza para que el champú se vierta.

¿Me parece un hándicap el tema de la espuma? Sí, aunque no hago de ello un caballo de batalla. ¿Me parece un engorro el envase del bote pequeño? Bastante. ¿Me parece que compensa por el olor y, sobre todo, por los resultados del champú? Desde luego.

Por ello, en facilidad de uso le damos un 9/10. Le quito un punto porque entiendo que se espera que un champú de esta talla genere más espuma o, mejor dicho, que la sensación de limpieza total llegue con menos cantidad de producto.

SONY DSC

Vamos con el INCI. Como hemos comentado ya, el coco glucoside es un tensioactivo surfactante, de los más suaves que existen en el mercado, no irritante, apto para todo tipo de pieles (tolerado también por las mucosas), biodegradable y, además, suavizante. La cerveza supongo que no tengo que presentarla en sociedad. Infusión de ortiga y gingko biloba para seguir. El decyl glucoside es otro tensioactivo surfactante suave y biodegradable. ¡Hola, miel! Provitamina B5, aceite de macadamia, glicerina, perfume, aceite de germen de trigo, extractos varios, aceite de café, goma xantana, glyceryl caprilato y glyceryl undecilenato (estos dos últimos, emolientes de nulo riesgo para la salud). O sea, sin estar 100% basado en sustancias naturales (su envase nos indica que “solo” un 88.1% de sus ingredientes lo son), es un INCI formidable, sin ingredientes tóxicos y por ello totalmente apto para cualquier tipo de piel/cuero cabelludo. Creo que, si acaso, se le podría achacar que lleve perfume a mitad de la lista de ingredientes, porque podría resultar irritante. Así que, en pos del cosmético perfecto, le daremos un 9.5/10 a su formulación.

SONY DSC

Finalmente os cuento mi experiencia de uso con Five Stars.

Aquí donde lo veis, este champú llamado “voluminizador” de Bara Cosmetics es un champú a base de cerveza, miel y trigo. Lo primero que se percibe en su olor es, sin lugar a dudas, la miel. Huele a miel pura, aunque tocada por un puntito amargo que, después de un rato olfateando, se descubre que es la cerveza. Es un olor muy peculiar, resultante de una combinación más particular todavía (a mí no se me habría ocurrido mezclar miel y cerveza, desde luego). Ahora bien, tengo que decir que, amén de peculiar, el olor es súper embriagador. Lo dulce de la miel con lo amargo de la cerveza dan lugar a un olor muy penetrante que se percibe durante la ducha pero que cobra su máxima expresión cuando ya hemos secado el pelo. Es un olor que te acompaña durante más de 24h, por lo que si estáis pensando en atreveros, preguntaos primero si os gusta el olor a miel y/o el olor a cerveza. Solo si la respuesta a ambas es afirmativa os recomiendo seguir adelante.

Sobre sus efectos en el pelo tengo varios apuntes que hacer. El más importante: que vas a parecer un león peinado como un señor, recién salido de la peluquería. El efecto visual más inmediato es el de una cabellera voluminosa, sana, fuerte, hidratada, irrompible (imagínate si a un león le pudieras dar suavizante en la melena; por ahí voy). Además, el encrespamiento se reduce mucho, supongo que gracias a la miel. Y lo que, en mi opinión, hace de este champú algo especial, es que conserva la apariencia del pelo, es decir, no se molesta en alisarlo, ni nada de eso; sencillamente lo convierte en un pelo más vivo, más sano, más a lo salvaje, sin alterar su apariencia en absoluto.

Ni te molestes en aplicar acondicionadores ni mascarillas posteriores. No disfrutarías del olor (que es uno de los factores por los que escogemos acondicionador, en muchas ocasiones) porque el de Five Stars lo taparía totalmente. Además, con el lavado con este champú ya basta para un cuidado completo: quedan perfectamente hidratadas las puntas, reducido el encrespamiento, y con un aspecto sanísimo la melena entera.

¿Es caro? Sí. ¿Lo recomiendo? Con los ojos cerrados. ¿Me ha cambiado la vida? Sí. Cuando sea millonaria solo utilizaré este champú. Atenta, Laura de Bara, porque en cuanto gane alguna lotería te voy a dejar sin stocks.

Un 10/10 en mi experiencia de uso con Five Stars.

Lo cual nos deja una nota media de 9.5/10. ¡Sobresaliente!

Cuéntame, ¿has probado Five Stars? ¿Conoces algún otro champú con olores inesperados? ¿Cuál es tu champú, sólido o líquido, preferido?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s