REVIEW – Jabón corporal Raspberry Milkshake ed. limitada Día de la Madre (Lush)

Lush es, como ya sabemos todos a estas alturas, una máquina de fabricar ediciones limitadas molonas que crean adicción. No contentos con su línea navideña (¡vuelve, Christingle!), tienen también una línea por el Día del Padre, una línea de Pascua, una línea por el Día de la Madre… La verdad es que hay una rotación de producto un tanto mareante, pero no por ello dejamos de intentar seguirles el ritmo. En esta ocasión os enseño Raspberry Milkshake, un jabón corporal de Edición Limitada del Día de la Madre con olor a batido dulce de frambuesas, ¡corred insensatas!, que esto se acaba enseguida.

SONY DSC

Lush es una casa británica con sede en Poole que fabrica cosméticos frescos y hechos a mano. Ahora bien, ojo, “natural” y “hecho a mano” no quiere decir “libre de tóxicos”: Lush es una firma que hasta la fecha no ha renunciado a los parabenos ni al SLS, y algunos de sus productos son de colores y aromas que definitivamente NO se encuentran en la naturaleza. Sus tiendas son un festival de colores y aromas y los empleados te animarán a probar los productos en tu propia piel. Merece la pena dejarse mimar por alguno de sus empleados, pero si no tenéis una tienda Lush cerca, no pasa nada: también venden online.

Raspberry Milkshake es un jabón con un aroma dulcísimo; huele a batido de frambuesas y leche, y dan ganas de merendárselo. Los 120g se venden por 9.95€, disponibles aquí hasta que se termine la edición limitada. Y ¡buenas noticias!, ¡es de los primeros jabones de Lush que se formulan SIN SLES! Lo vi y no daba crédito, mi felicidad era total; así que no pude por menos que llevarme un cortecito (puedes leer más sobre sulfatos aquí).

SONY DSC

En su facilidad de uso y aplicación, destacaría cuatro aspectos de Raspberry Milkshake que considero importantes:

1. Apenas genera espuma. Algo normal, dado que es un jabón totalmente libre de sulfatos (no solo no contiene SLES, sino tampoco ningún otro sulfato, tóxico o no). Sin embargo, me parece importante dejarlo claro desde el principio, porque, como comentábamos en su día en esta entrada, a veces relacionamos limpieza con espuma y, aunque no sea una idea cierta, el hecho es que ha calado en el imaginario popular y, en definitiva, estamos acostumbrados a los productos espumantes.

2. Desprende colorante rosa. Y no solo un poquito, no. Te lavarás y te irás tiñendo la parte lavada de tu piel de color rosita. Tranquilidad, se aclara sin problema; pero hay que saberlo de antemano, ya que la primera vez da pánico (yo al menos lo puse todo perdido, y me puse un poco nerviosa…).

3. La pastilla se desgasta muy rápidamente. A mí me gusta enjabonarme el cuerpo a conciencia, disfrutando de la ducha. Creo que la primera mitad de la pastilla me ha durado ¿cuatro duchas? Todo dicho. Es un jabón blandito, que se deshace con mucha rapidez.

4. El olor se queda en la piel. Esto me parece un punto a favor, porque el olor es súper dulzón y me gusta mucho pero, pasadas unas horas desde que me había duchado, una compañera de trabajo me dijo, con el morro un poco arrugado, que olía a golosina. Sabed que es un olor más bien sintético, muy a lo Lush, así que lo que a mí me dice “batidos de fresa deliciosos” a otros puede decirles “golosina horrible”.

Los tres primeros asuntos, para mi gusto, le restan puntos al jabón en cuanto a facilidad de uso. El cuarto, sin embargo, suma. Lo puntuaremos, por tanto, con un 8/10, principalmente por la rapidez con la que se gasta el producto, y por el tema del colorante.

SONY DSC

El INCI del producto, salvando el hecho de que contiene dos alcoholes distintos (glicol propileno y alcohol bencílico) y perfume, está perfecto. Mantecas y aceites, leche de avena y extractos frutales para un jabón suave y bastante respetuoso con la piel (salvo, insisto, por sus alcoholes). Y aquí ya se sabe que nos gustan los cosméticos perfectos, así que le daremos un 8/10.

SONY DSC

En mi experiencia de uso, debo decir que este jabón es muy agradable de usar. Es respetuoso con la piel, es suave, tiene un olor delicioso y además este perdura. Me da un poco de pena el hecho de que se gaste con tanta rapidez, porque esto anula toda posibilidad de decir que tiene una buena relación calidad-precio. Y es que, aunque me guste mucho utilizarlo, no me quito de la cabeza que pagué casi 10€ por un corte que me va a durar apenas un mes. Y es una delicia, ¿eh?, pero una delicia un poco cara para mi gusto. Por ello le quito un par de puntos y lo valoro desde mi punto de vista con un 8/10.

Lo cual nos deja, de media entre su facilidad de uso, su INCI y mi experiencia con él, una nota de 8/10. ¡Notable!

Y tú ¿has probado alguno de los productos de edición limitada del Día de la Madre de Lush? ¿Conoces Raspberry Milkshake? ¿Te sumas a la valoración positiva del no SLS en los jabones de Lush? 🙂

Un comentario en “REVIEW – Jabón corporal Raspberry Milkshake ed. limitada Día de la Madre (Lush)

  1. Anouk Unvientodeleste dijo:

    Te comenté que yo he comprado el Purple, también sin sulfatos pero si que hace mucha espuma y además es firme (como cualquier pastilla de jabón normal) y no parece que vaya a durar poco.
    Lo de que un jabón tiña no es para mí, la verdad, el gel rojo de Navidad no me gustó entre otros motivos por eso 😦
    Gracias por la info, ciao!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s