REVIEW – Champú sólido sin SLS Schneeflocke (Sauberkunst)

Quiero presentaros una marca a fichar que fabrica champús sólidos sin sulfatos: Sauberkunst. Es una opción interesantísima para elaborar nuestra propia rutina capilar sin tóxicos, ya que ofrecen alternativas para todos los tipos de cabello. Buscando opciones de champús sólidos sin SLS, descubrí la web alemana Sauberkunst,y en este haul me traje a casa el champú sólido Schneeflocke, ¡vamos a verlo!

SONY DSC

La marca Sauberkunst es el proyecto de Annett Förster, que fabrica jabones y champús veganos, cruelty free, sin SLS/siliconas/parabenes y libre de aceite de palma. Tienen punto de venta físico en Berlín, y venden también online. Es una opción muy buena si estamos considerando dar el cambio a los champús sin sulfatos y no queremos renunciar a la pastilla de champú sólido; además, sus precios son muy buenos en comparación con otras marcas que fabrican champú sólido sin SLS pero lo cobran al doble de precio que Sauberkunst. Os dejo aquí el enlace a la web traducida al castellano. Los gastos de envío a España ascienden a 6.90€.

El champú que os presento hoy, Schneeflocke (literalmente “copo de nieve”), está disponible en un solo tamaño: 70g, precio 8.50€, disponible aquí. Del mismo nos cuentan en la web lo siguiente:

Para cabello normal a seco y mucho brillo.
Champú sólido con aceite de almendras nutritivo, el efecto absorbente de la arcilla blanca y el poder purificador de la espuma suave.
Schneeflocke limpia suavemente tu cabello y el aceite de semilla de brócoli lo deja maravillosamente sedoso y brillante. Perfecto para cabello seco que tiende a encresparse.
El aroma es como un pomelo maduro dulce, pero no amargo, sino más bien un aroma a polvo.
¿Quieres un cabello suave, flexible, brillante y vibrante? ♥
Schneeflocke tiene el potencial de convertirse en tu champú favorito esta temporada.

A priori, tiene todo cosas positivas de su lado. Veamos cómo se ha comportado hasta ahora en el planisferio de las cremas.

SONY DSC

Como todo champú sólido, para utilizar Schneeflocke hay que mojar el pelo y frotar con la pastilla de champú de arriba a abajo, hasta que logremos la espuma deseada. En el momento en que tengamos espuma suficiente para nuestro gusto, podremos trabajarla como la de cualquier otro champú. Su aplicación es sencilla y cómoda, debido a la forma de la pastilla: es el doble de gruesa que la pastilla de champú sólido de Lush, para entendernos; “bajita y gordita”, en lugar de cilíndrica (como muchos de los champús de Sauberkunst, ¡gracias por escucharnos!). Además, hace espuma enseguida, y en abundancia, por lo que su facilidad de uso se puede valorar con un 10/10.

SONY DSC

El INCI del producto, como veis, es más que correcto. Es un champú sin SLS, ni parabenos, ni siliconas. Sí que contiene SLSA que, sin ser el tensioactivo más “inocente” que existe, sigue siendo una alternativa menos agresiva que el SLS. La arcilla blanca, para mi gusto, aporta mucho a la lucha de la seborregulación, sin ser el primer ingrediente y siendo por ello un añadido a considerar y no el eje del champú (ya sabéis que yo, si me paso de arcillas, la he liado porque se me reseca el cuero cabelludo… es un equilibrio complicado). Por lo demás, tiene una formulación bastante “sin más”,  y contiene perfumes. Por ello, lo valoraría con un 8/10.

SONY DSC

En mi experiencia personal puedo decir lo mucho que este champú ha aportado para el día a día. Sin ser, como hemos visto, un champú con unas propiedades espléndidas, resulta muy interesante como opción para llevar, por ejemplo, en la mochila del gimnasio. Su ligerísimo olor a almendras y lo hidratado que deja el pelo merecen mucho la pena. Reduce el encrespamiento visiblemente, y el pelo queda brillante tras su uso, es decir, cumple bastante bien con lo que promete. En general opino que los champús sólidos de Sauberkunst tienen una relación calidad-precio estupenda, pero en el caso concreto de Schneeflocke estoy encantada: el champú dura y dura, y sus efectos sobre el cabello son positivos, pese a no contar con el mejor de los INCIs. Así que si queréis algo extraordinario, a lo mejor este no es vuestro producto; pero si buscáis algo para el uso cotidiano, que sea más o menos económico, que os mantenga la melena con una apariencia sana, y os gusta el formato sólido, os animo a probarlo. Para mí, de 9/10, y le quito un punto solo porque me parece que no repetiré porque aun para el uso cotidiano busco tratamientos más intensivos.

Lo cual nos deja una nota media, entre su facilidad de uso, su INCI y mi experiencia, de 9/10. ¡Sobresaliente!

Podéis ver el haul completo en el que me traje Schneeflocke a casa en esta entrada.

¿Qué champús sólidos sin sulfatos utilizas tú? ¿Conoces la marca Sauberkunst? ¿Te animas a contarme lo que buscas en un champú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s