REVIEW – Limpiadora facial Bûche de Noël (Lush)

¡Hola, cremiadictos!

Hablemos de uno de los productos más deseados de la línea navideña de Lush. Por supuesto, ¡estamos hablando de Bûche de Noël!, la limpiadora en “migas” por excelencia de las Navidades Lushie. ¿Queréis saber más?, ¡pues quedaos a leer! 😉

SONY DSC

Lush es una casa británica con sede en Poole que fabrica cosméticos frescos y hechos a mano. Ahora bien, ojo, “natural” y “hecho a mano” no quiere decir “libre de tóxicos”: Lush es una firma que hasta la fecha no ha renunciado a los parabenos ni al SLS, entre otros. Sus tiendas son un festival de colores y aromas, ¡además te animan a probar los productos en tu propia piel! Merece la pena dejarse mimar por alguno de sus empleados. Pero si no tenéis una tienda Lush cerca, no pasa nada: también venden online.

SONY DSC

Estamos ante una edición limitada de Navidad de Lush. Bûche de Noël es una limpiadora facial de textura sólida (se presenta como un tronco, más bien diría como un brazo gitano, o incluso como un rollo de sushi…), con aromas de mandarina, arándanos, cacao y dicen que brandy, aunque yo eso sí que no lo noto por ninguna parte. Los 100g tienen un precio de 9.95€, y los 250g cuestan 24.87€. Como podéis ver en la pegatina roja que el bote tiene en un lateral, conseguí este tarro de 250g en rebajas, al 50% de descuento de su precio habitual, 12.44€. No puedo poneros el enlace a la web de Lush porque ya no lo venden, repito, debido a que se trata de una edición limitada navideña.

SONY DSC

Su aplicación me parece demasiado trabajosa para lo que aporta. Es decir, es un proceso sencillo, pero aparatoso. Me explico. Hay que coger una porción del tamaño de un haba cocida en la mano. Sí, como un garbanzo inmenso. Después, hacerla una bola. Después, pasarla por debajo del grifo, y trabajarla en la propia mano hasta que la bolita va tomando una consistencia algo chiclosa. En ese momento se aplica en el rostro, con movimientos circulares, y se hace lo que se puede para que no se desperdicie producto. Se aclara con agua abundante y aun así, muchos pegotes de arándanos y algas se quedan pegados a la piel del rostro. Se vuelve a aclarar. Se desespera uno porque sigue habiendo pegotes. ¡Es una limpiadora muy aparatosa! No me gusta lo de tener que aclararme mil veces, la verdad, y ¡mira que no soy yo particularmente tiquismiquis!, pero lo de que se me peguen trozos de fruta en la cara no lo llevo bien. Por ello, a Bûche de Noël solo puedo darle un 6/10 en cuanto a facilidad de uso.

SONY DSC

El INCI del producto está muy bien salvo por el perfume que se ve claramente destacado en negro… ¡Lush y sus imperfecciones en formulación! Nos quedamos en un 9/10 porque en Cremisferio ¡ya se sabe!, buscamos los cosméticos perfectos.

SONY DSC

En mi experiencia, no tengo demasiados aspectos positivos que destacarle a este producto. Me da impresión de ser el “quiero y no puedo” de las limpiadoras faciales. Insisto en que no soy particularmente asquerosita con cómo se aplican los productos, pero este me supera por completo: llevo fatal lo de que se me peguen trocitos del producto a la cara. En cuanto a cómo limpia, debo decir que tampoco me ha sorprendido; Bûche de Noël hace una limpieza superficial, mecánica (gracias a las almendras molidas, realiza una ligerísima exfoliación) y muy aromática, pero ahí se quedan sus virtudes. La sensación de limpieza que deja es nada más correcta y, pese a que la sensación de hidratación que proporciona es muy agradable, esta se suele ver arruinada por el hecho de que tienes que seguir despegándote arándanos de la frente. En fin, ¡para gustos los colores!, pero esta limpiadora no es para mí. Le doy un 6/10, por el tema de la hidratación, y porque huele bien.

Lo cual nos deja, entre su facilidad de aplicación, sus ingredientes y mi experiencia con él, una nota media de 7/10. ¡Notable!

Recordad además que todos los envases de Lush están hechos de plástico reciclado. Y, para asegurarse de que pueden darles otra vida a sus envases volviéndolos a reciclar, nos animan a que devolvamos 5 envases vacíos a cualquiera de sus tiendas y, a cambio, nos regalarán gratis una mascarilla fresca, la que nosotros elijamos (podéis verlas todas aquí). No está mal, ¿verdad? Así se fomenta mucho el reciclaje y podemos probar un producto nuevo.

Os dejo en esta entrada la wishlist donde os mencionaba que quería comprar este producto, por si os da alguna idea. 🙂

Y vosotros, ¿qué opináis de Bûche de Noël? ¿Sois partidarias, o detractoras? ¿Utilizáis algún limpiador en este formato?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s