REVIEW – Crema hidratante Charity Pot (Lush)

¡Buenos días de domingo!

Hoy os traigo la mítica crema corporal con fines éticos de Lush. Desde luego, nos estamos refiriendo a la única, la inigualable, la mundialmente conocida Charity Pot. ¡Vamos a ver qué tal se comporta!

LUSH Charity Pot 1

Lush es una firma británica con base en Poole, Inglaterra, que fabrica cosméticos frescos, hechos a mano (fresh handmade cosmetics es su eslogan). Sus puntos de venta son tiendas que llaman a todos los sentidos: son de mil colores, huelen de maravilla desde lejos, y permiten que pruebes prácticamente todos sus productos en tienda. En caso de que no tengas una tienda Lush cerca de ti, ¡no te preocupes! También distribuyen online. Sin embargo, muchos productos de Lush todavía contienen ingredientes de dudosa fiabilidad en sus composiciones (SLS en los champús, parabenes en muchas de sus cremas, etc.). Y es que, mucho ojo, hacen cosmética fresca y hecha a mano, lo cual no quiere decir natural, por lo que mejor ser crítico y tener mil ojos con los ingredientes de los productos que nos interesan, que dejarnos engañar por lo bonito que es todo hasta que uno vuelve a casa y ve que en la lista de ingredientes hay SLS o los parabenos de los que llevábamos tiempo intentando librarnos.

LUSH Charity Pot 4

Otro detalle importante: todos los envases de Lush están hechos de plástico reciclado. Creo que esto es una decisión medioambientalmente admirable. Y, para asegurarse de que pueden darles otra vida a sus envases volviéndolos a reciclar, nos animan a que devolvamos 5 envases vacíos a cualquiera de sus tiendas y, a cambio, nos regalarán gratis una mascarilla fresca, la que nosotros elijamos (podéis verlas todas aquí). Eso sí, no todos están en promoción, solo los negros (como el de la Charity Pot que hoy os enseño) y aquellos en cuya etiqueta se indique que son intercambiables por una mascarilla. No está mal, ¿verdad? Así se fomenta mucho el reciclaje y podemos probar un producto nuevo.

Charity Pot es una crema corporal y de manos cuya mayor particularidad es que todos los beneficios que se obtienen de su venta se destinan a causas benéficas, excepto el IVA, que lógicamente se lo queda Hacienda. La podéis encontrar aquí. Y os animo a leer de qué va el movimiento Charity Pot aquí, además así veréis el listado de ONG con las que han ido colaborando a lo largo del tiempo. En Bizkaia, y desde que abrieron la tienda en Bilbao, sé que Lush ha destinado sus beneficios de Charity Pot a una campaña por la Asociación Siete Vidas Bizkaia, una protectora de animales con mucha trayectoria en la zona. Además de todo esto, tiene un precio razonable: bote de 45g, precio 5€; bote de 240g, precio 18.95€.

LUSH Charity Pot 2

Su aplicación es sencilla: tiene una consistencia fluida para ser una crema, pero sigue siendo manejable, no se escurre ni nada de eso; huele bien, pero no aniquila otros aromas a los que tal vez queramos dar más importancia (por ejemplo, el perfume o el champú/acondicionador); el formato de bote es muy polivalente, vale tanto para dejarlo en la oficina e hidratar las manos durante el día, como para dejarlo en la mesita de noche e hidratar los pies antes de dormir. Es un poco antihigiénico tener que meter los dedos y contaminar el producto cada vez que le damos uso, pero no me preocupa porque es de uso corporal. Es decir, en este apartado, le doy un 9/10 por esas pequeñeces incorregibles.

LUSH Charity Pot INCI

El INCI, ya lo veis, roza la perfección salvo por la trietanolamina y el perfume. Por lo demás, aceite de oliva, aceite de jojoba, aceite de moringa, manteca de cacao, manteca de karité… todo un cóctel de aceites y mantecas maravillosos. Peeero buscamos cosméticos perfectos, así que en este campo le tenemos que dar una puntuación por debajo de la máxima, lo dejaremos en un 9/10.

LUSH Charity Pot 3

En cuanto a mi experiencia de uso, debo decir que esta crema me sorprende cada día. No soy muy fan en general de las hidratantes de Lush; me parece que se quedan cortas en hidratación, que abusan de los parabenos, y que tienen un acabado aceitoso-resbaloso horrible. Pues esta es todo lo contrario: hidrata muy pero que muy bien (mi uso favorito es embadurnarme con ella los pies, ponerle unos calcetines encima, echarme a dormir, y despertarme al día siguiente con los pies como si fueran nuevos, ¡una maravilla!), no contiene parabenos, y la sensación que queda tras aplicarla es suave, un poco aceitosilla tal vez, pero nada que ver con otras cremas Lush, esta deja la piel mucho más funcional de inmediato. Además, cunde mucho (lo que veis en la foto me dio para ambas manos), así que en este campo le tenemos que dar un 10/10.

De nota media, por tanto, entre su aplicación, su INCI y mi experiencia de uso, tenemos ante nosotros una crema corporal de 9.3/10. ¡Sobresaliente!

¿Qué opináis de Charity Pot? ¿Trabajáis en alguna organización sin ánimo de lucro a la que pudiera interesarle el proyecto de Lush? ¿Creéis que estas iniciativas son puro marketing, u os parecen positivas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s