REVIEW – Cuticle care balm (Badger Company)

¡Hola, Cremisferios Norte y Sur!

Hoy os quiero enseñar un producto imprescindible para mí. Se trata del bálsamo con manteca de karité cuticle care balm de Badger Company. Es un bálsamo a base de mantecas y aceites para reparar y suavizar las cutículas dañadas. Ojo al packaging, que es una verdadera preciosidad (sí, lo de las latitas a mí me chifla).

BADGER COMPANY Cuticle care balm 1

La marca norteamericana Badger Company se rige por el siguiente principio: crear productos cosméticos de alta calidad, basados en formulaciones simples, orgánicas y responsables. No testan en animales, y cuentan con la certificación USDA Organic. Vamos, toda una joya del cuidado corporal: sencillo, económico, orgánico, respetuoso con los animales y, lo más importante, ¡efectivo!

En iHerb la venden en formato 21g (podéis encontrarlo aquí), por 4.34€. Si es vuestra primera compra en esta web estadounidense donde se pueden encontrar todo tipo de productos (cosmética natural, orgánica, superalimentos, suplementos vitamínicos…), podéis introducir el código de descuento MKL823, gracias al cual se os descontará el 5% en el total de vuestra compra. De nada 😉

Su formulación es sencillamente impecable: manteca de karité, aceite de oliva, aceite de ricino, cera de abeja, aceites esenciales varios, y c’est fini. Un compendio precioso de aceites y mantecas nutrientes y reparadoras. O, en otras palabras, un INCI de 10/10.

BADGER COMPANY Cuticle care balm 2

La textura del bálsamo es oleosa, mantecosa. Tiene la textura como de una vaselina natural, para entendernos: el producto en la lata es sólido, pero al contacto con el calor corporal (es decir, al coger producto con los dedos) se vuelve casi líquido, adopta una consistencia como de aceite, y es muy fácil de manipular.

BADGER COMPANY Cuticle care balm 3

Ya veis, el packaging así, en formato latita, con el castor enseñando sus uñitas, es una verdadera preciosidad. Y ahí terminan los puntos positivos del packaging. Lo que menos me gusta de este es que el producto sí o sí acaba contaminado, por el formato lata; metemos los dedos directamente en el producto, ensuciándolo inevitablemente. Por ello, al formato de aplicación le doy nada más un 7/10.

Con todo, es uno de mis productos favoritos para el cuidado de las manos. Resulta un poco pringoso al manipularlo ya que, insisto, tiene una consistencia muy grasa, y por ello es inevitable acabar con el producto no solo en las cutículas sino también en el resto de los dedos, en las muñecas… es un pringue. Yo procuro acertar con la cantidad: más o menos con el tamaño de un guisante pequeño da para las dos manos; pero, como siempre me paso, y como me gusta que sobre y no que falte, suelo esparcir el resto en los codos. Lo aplico en abundancia sobre las cutículas y los pellejitos y padrastros que me salen en las manos, después me pongo unos guantes, y lo dejo actuar durante al menos media hora (mejor si puedo irme a dormir con ello puesto). Al rato, y no os cuento ya a la mañana siguiente, los pellejos se han suavizado, se han reensamblado con la piel del dedo, las cutículas están nutridas, y la sensación de suavidad y de ausencia de pellejitos me da alas. Un 10/10 en eficacia.

Con lo cual, entre el INCI, de 10, el envase, de 7, y la efectividad, de 10, el Badger Company Cuticle Care Balm se lleva, de media, un 9/10. ¡Sobresaliente!

¿Qué os parecen los bálsamos de cuidado a base de aceites y mantecas? ¿Habéis probado algún otro producto de Badger Company?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s